GOU! Ourense 2018 Alta Velocidade

Todo va a estar más cerca para que Ourense llegue más lejos.

Noticias

Inicio

Julio termina sin que el montaje de la vía haya quedado concluido

Los 103 kilómetros de vía derecha que unen Pedralba de la Pradería y Taboadela tendrían que estar terminados en cuanto a su montaje el pasado mes de marzo. Pero a finales de julio todavía quedan flecos pendientes, como el tramo siguiente al túnel del Padornelo, donde se encuentran los viaductos de Leira y Pedro que el pasado mes de febrero contaban con una vía montada pero era provisional y ahora ha sido levantada para colocar la definitiva.

Galicia ha perdido el 60 por ciento de sus trenes de larga distancia

La nueva normalidad ferroviaria ha condenado a Galicia a una precaria comunicación de larga distancia. No solo ha suprimido la mitad de las frecuencias diarias por sentido en trenes diurnos a Madrid. También ha eliminado los dos trenes nocturnos, uno de los dos interregionales con Castilla León y el único tren con el País Vasco. Estas reducciones afectan también a las comunicaciones regionales, por ejemplo con Valdeorras, el Ribeiro y Vigo con Ourense.

Renfe no tiene Alvias para recuperar las seis frecuencias diarias entre Galicia y Madrid

La serie de los Alvia 730 ha quedado reducida a 11 trenes, una cifra que resulta insuficiente para atender la demanda de las comunicaciones diurnas entre Galicia y Madrid, teniendo en cuenta que hay dos trenes destinados a cubrir los servicios entre Cartagena y Madrid y que se necesitan unidades de reserva para atender los reemplazos por averías, revisiones y otras incidencias. Estos trenes, los más caros de cuantos circulan por líneas de alta velocidad en Europa, tenían que haber cumplido su cometido en 2018, pues fueron fabricados a partir de la adaptación de 15 trenes eléctricos de la serie 130, para asegurar tiempos de viaje más competitivos entre Galicia y Madrid, aprovechando el primer tramo de alta velocidad entre la estación de Chamartín y Olmedo, en junio de 2012.

Los vagones que no servían para los trenes al País Vasco circularán por Portugal antes de fin de año

Galicia se quedó sin el tren diurno al País Vasco, con dos ramas que viajaban desde Vigo y desde A Coruña y que eran acopladas en Ourense para luego seguir viaje hasta el País Vasco y Hendaya. Una rama se segregaba para rendir viaje en Bilbao y la otra lo hacía en Irún-Hendaya, después de haber pasado por San Sebastián. El tren que llevaba circulando desde 1965, primero con trenes automotores (ter), luego con electrotrenes y finalmente con composiciones convencionales formadas por una locomotora y varios coches de viajeros, acabó sus días, precipitadamente, en las primeras semanas de 2020 con la excusa de que una pequeña pieza del sistema de climatización contenía amianto. Dicha pieza, que nunca había sido ni eliminada ni sustituida a pesar de las varias revisiones y transformaciones a las que ya habían sido sometidos estos coches, se consideró ahora razón suficiente para retirarlos fulminantemente de la circulación.

EL viaducto del Miño se prepara para la llegada del AVE

Cumplió 63 años de servicio el primer día de este mes. 63 años en los que las únicas interrupciones se produjeron precisamente, para las obras de adaptación para que por él, al igual que por el tramo de 14 kilómetros que hay entre las estaciones de Taboadela y Ourense, puedan circular trenes de alta velocidad y ancho estándar además de los que actualmente lo cruzan, entre los que se encuentran mercantes y trenes de viajeros que ruedan por vías de ancho ibérico. Para ello se ha procedido a instalar un tercer carril que permite la circulación de trenes de dos anchos diferentes y se han actualizado sus elementos de seguridad, entre los que se incluyen nuevas barandillas y un pasillo de evacuación.

El tercer carril que permitirá la llegada del AVE a Ourense ya está a las puertas de la estación

Copasa y Cosfesa, que se ocupan de la adaptación de la línea de ancho convencional entre Taboadela y Ourense para que puedan circular por ella trenes de alta velocidad ya ha culminado uno de los hitos más importantes para que se pueda cumplir ese objetivo: la colocación del tercer carril hasta la entrada de la estación de Ourense, donde se desdobla la vía de ancho mixto, con tres carriles en dos vías: una de ancho ibérico para los trenes convencionales tanto de viajeros como de mercancías, y otra de ancho estándar para los trenes de alta velocidad. Esta actuación va a permitir que Ourense pueda tener AVE incluso aunque no estén entregados en plazo los trenes AVRIL de rodadura desplazable sobre los que Talgo ya anunció un retraso de más de un año.