GOU! Ourense 2018 Alta Velocidade

Todo va a estar más cerca para que Ourense llegue más lejos.

Noticias

Inicio

El Adif saca a concurso el mantenimiento de las líneas gallegas de alta velocidad y altas prestaciones (compartir)

Todo Noticias
El Adif saca a concurso el mantenimiento de las líneas gallegas de alta velocidad y altas prestaciones
Futura base de mantenimiento de Vilavella
El Adif licitará en breve el contrato para el mantenimiento de los tramos gallegos de la línea de alta velocidad entre Pedralba de la Pradería y Ourense y entre Ourense y Santiago así como la totalidad del corredor de altas prestaciones del Eje Atlántico. La cuantía consignada para este contrato ha sido aprobada por el Consejo de Ministros y es ahora el administrador de las infraestructuras ferroviarias el ente que se ocupará de su tramitación. El contrato se acerca a los 70 millones (IVA incluido) y tiene una vigencia de cuatro años.

La empresa a la que se adjudique el contrato, deberá hacerse cargo del mantenimiento de un total de 261,6 kilómetros, repartidos en tres líneas, cada una de ellas con sus características singulares. El tramo más largo se corresponde con la línea de altas prestaciones que comunica A Coruña y Vigo. Son 155,6 kilómetros de vía doble en ancho ibérico y un importante número de aparatos de vía, estaciones, edificios técnicos y puestos de adelantamiento y de banalización. El segundo, en longitud, todavía sin estrenar, es de 119 kilómetros, entre Pedralba de la Pradería y Ourense. En su mayor parte es un trazado con doble vía de ancho estándar, salvo en los primeros 32 kilómetros que es vía única, y los últimos casi 17 kilómetros, desde el cambiador de ancho de Taboadela hasta la estación de Ourense, que es de vía única de ancho mixto.

El tercero y último de los tramos es el de la línea de alta velocidad entre Ourense y Santiago, de 87 kilómetros de vía doble de ancho ibérico, que fue el primero en ser inaugurado, acontecimiento que está a punto de cumplir su décimo aniversario (10 de diciembre).

La empresa que se ocupe del mantenimiento contará para ello con dos infraestructuras que le servirán de centro de operaciones: la base de mantenimiento de O Irixo, construida hace algo más de una década y que se encuentra entre Ourense y Lalín, y la de Vilavella en A Mezquita que se encuentra todavía en su fase constructiva. La primera, será la base central, desde la que se desarrollarán las tareas en el corredor Ourense-Santiago y A Coruña-Vigo. La segunda, será la base secundaria desde la que se ocupará del mantenimiento del tramo Pedralba-Ourense y contará también con el apoyo de la base de Meamán, en Baños de Molgas.

Aunque el contrato incluye el premantenimiento y las actuaciones previas a la puesta en servicio del último tramo de la línea gallega de alta velocidad, por los plazos que restan en su tramitación no será adjudicado hasta después de que esta línea ya se encuentre en activo en su totalidad. Las labores de mantenimiento se refieren tanto a la infraestructura como a la superestructura, con tareas de mantenimiento preventivo, actuación en caso de incidencias y prevención de los efectos derivados de las condiciones climáticas como temporales de lluvia y nieve, etcétera.